New York City, Capital de la tecnología para la música.

Como punto de inicio de la temporada estival, el Gobierno de la ciudad de New York presenta un estudio llamado “Music in New York City” liderado por la Oficina de Medios y Entretenimiento de la Alcaldía.

El estudio muestra la música desde su impacto económico de la ciudad y como el ecosistema cultural, tecnológico, turístico asociado es capaz de generar 60.000 puestos de trabajo y $4.7 billones de dólares en salarios al año, indicadores que tienen un porcentual anual de crecimiento del 5% y de un 12% respectivamente.

Una de las principales revelaciones del estudio es que NYC concentra la mayor cantidad de empresas tecnológicas del sector música con sede en la ciudad con un total de 74 (entre ellas Spotify, Apple Music, Google Play, etc) seguida por San Francisco (36) y de Los Ángeles (35) coronándola como la Music Tech Capitol.

 

Este feliz escenario para la musica tiene un lado amargo al evidenciarse el impacto de la especulación inmobiliaria, ya que al menos un 25% de las salas de conciertos ha cerrado en los últimos 15 años, incluyendo el mítico bar CBGB, hogar de The Ramones y toda la escena punk neoyorkina de los 70s, situación que se debe principalmente al imparable aumento de los precios de las propiedades.

Nos recibieron en la alcaldía de NYC 🙂

Aquí nos preguntamos de qué sirven los $5.4 Millones de dólares vendidos anualmente en salas de conciertos si no son suficientes para hacer solventes y sustentables a los clubes que se arriesgan por artistas nuevos, ¿dónde se incubará entonces la nueva generación de creadores? así como la ciudad fue escenario de los creadores que revolucionaron el espectáculo con el estilo de Broadway en los 20s, el Jazz en los 30-40s, la Salsa en los 60s, la música Disco y el Punk en los 70s y el Hip Hop en los 80s.

La ciudad se plantea ahora el desafío de hacer con estos números una política que promueva la música pero que también proteja el patrimonio cultural de la ciudad para hacer que ese ecosistema cultural vuelva a estar al servicio de las emociones y no sólo del dinero.

Revisa el estudio completo aquí.

 

Shira Gans, Senior Director of Policy and Programs de la ciudad de NY, presentando el estudio realizado por Boston Consulting Group.

 

Texto y Fotos: Ricardo Lira A | @ricardolira_a