Comenzamos!

Al tratarse de la primera editorial de este blog, web magazine, revista digital o como les guste llamar, es de total responsabilidad del Director presentar que se pretende hacer aquí y porque queremos invitarlos a participar.

Lo primero que vamos a aclarar es que este espacio es para hablar de la música y de todo lo que nos pasa con ella, excepto de lo que le pasa al “artista” y su gestión de comunicaciones o PR para promover su próximo single o disco. Partiendo desde ahí es que vamos a investigar y preguntarle sobre su quehacer a todos quienes hacen que la música sea posible, es decir, hablamos de todos quienes están bajo, frente, arriba y tras el escenario: managers, sonidistas, técnicos escénicos, productores, diseñadores y tantos otros que hacen posible que la música llegue a las personas.

También estaremos conversando con esas personas que tal como el pasa a los miembros de este equipo, piensa que la música es algo más que entretenimiento y requiere una dedicación total.

Abordaremos la mirada desde la educación, la actividad gremial, la investigación musicológica, el desarrollo de políticas públicas y como estas impactan a las ciudades y la economía creativa. Todo esto donde la música es protagonista, ya sea porque el factor de desarrollo industrial y cultural de la música es clave en esos procesos o simplemente porque quienes toman decisiones viven su día a día con una Banda Sonora Original y queremos preguntarnos como eso impacta todo lo demás.

Y comenzamos preguntándonos ¿Por qué la música es tan importante?, ¿ha sido siempre una pieza clave de nuestro desarrollo o es un Bien de Consumo tan masificado por equipos sofisticados de marketing a nivel global nos hacen preferirla o necesitarla a diario?

Nuestra primera hipótesis es que la audición, cumple un rol primordial en la evolución de nuestra especie, ya que es a través de nuestros oídos que escuchamos el mundo por primera vez, incluso aun dentro del vientre materno, a través de ellos entendemos la espacialidad, el mundo que nos rodea y conocemos nuestro lugar en él.

Aún así vivimos bajo el yugo de la “dictadura de la imagen”, como podrían decir algunos, sin hacernos conscientes de la importancia de la escucha.

Es porque declararnos con una disposición especial a la escucha, nos obliga a entender que el silencio también es parte fundamental de nuestra cotidianidad e imaginario colectivo, silencio al que pareciéramos tenerle tanto miedo.

Cuando decidimos escuchar, también nos declaramos dispuestos al diálogo, a oír que es lo que tiene que decir el otro y ahí es donde empieza la magia de la construcción social, ¿se imaginan como sería nuestro Parlamento si todos los Diputados y Senadores estuvieran más dispuestos a escuchar que a declamar? ¿Cómo sería nuestra vida en casa y en el barrio? ¿Sabemos realmente como suena hoy nuestro barrio? ¿De verdad piensas que siempre fue igual?

Este país, este continente, este planeta no sonaba igual hace 100 años ni hace 1000, esa carga física de estímulos que a menudo omitimos selectivamente no dejan de afectarnos.

¿Entendemos por qué la música le hace tan bien a la gente?, ¿por qué nos pega tanto una canción y no otra?, ciertamente porque existe una conexión directa con una inteligencia primitiva, mucho más profunda y más latente de lo que pensamos.

Abordaremos todo esto con el desafío de poner sobre la mesa una mirada que refleje nuestra MÚSICA LATINOAMERICANA, que empecemos a plasmar nuestras reflexiones, intentando no estar tan embobados con lo que pasa “allá afuera“, entre gringos y britishers, y que podamos poner en valor nuestra propia revelación desde la sonoridad generada desde este lado del mundo.

Es por eso que nos declaramos aquí y ahora:

¡somos SONOSAPIENS!

 

Ricardo Lira Araya | Director Sonosapiens |@ricardolira_a